opp

Organización  Política  Proletaria OPP

4 oct. 2016

Apremian a declarar crisis humana por la creciente presencia de haitianos en Tijuana

La Jornada Baja California
Periódico La Jornada
Martes 4 de octubre de 2016, p. 11
Tijuana, BC.

Un grupo de alrededor de 300 haitianos, entre ellos varias mujeres y niños, durmieron a la intemperie, frente a un albergue y junto a un módulo del Instituto Nacional de Migración (INM), ante la imposibilidad de que las organizaciones de apoyo a los indocumentados les proporcionaran un techo, debido a que todos están saturados por la llegada de haitianos que viven en Baja California desde hace varios meses y que a la fecha suman alrededor de 8 mil, quienes busca asilo en Estados Unidos.

Organizaciones no gubernamentales de apoyo a migrantes exigieron este lunes al gobierno federal que decrete una crisis humana y apoye con la manutención de todos los implicados que se alimentan y duermen en distintas casas y comedores públicos.

El gobernador del estado, Francisco Vega de Lamadrid, informó que cada haitiano está costando a Baja California entre 150 y 200 pesos diarios, sin que la Federación intervenga para atender esta problemática.

El mandatario panista dijo que ya se reunió con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y que este martes hará lo propio con la titular de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, para buscar una solución al tráfico de los haitianos hacia territorio estadunidense. Desde marzo de este año, el INM ha proporcionado permisos a cientos de indocumentados que llegan a Tapachula y que dicen venir de países africanos.

En esta crisis migratoria no solamente están involucrados haitianos sino también otro grupo de ciudadanos mexicanos originarios de los estados de Guerrero y Michoacán que también buscan asilo político en Estados Unidos y que se han instalado en el puente del Chaparral, en las inmediaciones de la garita de San Ysidro.

Son casi 300 mexicanos quienes también duermen a la intemperie algunos fines de semana y a la espera de ser recibidos en audiencia por las autoridades migratorias del vecino país.

El alcalde de Tijuana, Jorge Astiazarán Orcí, los ha desestimado con el argumento de que se trata de personas que viven en esta ciudad de Baja California y que como ven que Estados Unidos está abriendo la puerta a los haitianos, ellos quieren aprovechar para ver si consiguen también cruzar legalmente la frontera.

El periplo de estos haitianos empezó el 12 de enero de 2010, cuando un sismo de más de 7 grados, con epicentro en Puerto Príncipe, mató a 316 mil personas, dejó heridas a 350 mil y un millón y medio se quedaron sin hogar.

Meses después, Brasil les abrió las puertas y recibió a 43 mil 700 refugiados, en un contexto económico y social muy distinto al actual. Les ofreció trabajo en las construcciones para las olimpiadas, al terminar las obras eran despedidos.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario